El sem: mercadotecnia en motores de búsqueda

ipad-605440_640

La posición que obtenga una empresa en los buscadores de internet, en especial Google, es fundamental para que sus transacciones electrónicas tengan éxito, sean monetarias o de otro tipo. El sem es la práctica contraria al posicionamiento natural en buscador, pero al igual que el seo, es una herramienta de ayuda para ubicarse entre los primeros puestos.

El sem busca promover diferentes sitios en un motor de búsqueda de internet por medio del pago de este servicio.

El servicio de sem surge en realidad de la aplicación de técnicas tradicionales de publicidad a las nuevas tecnologías.

Desde hace siglos el emplazamiento publicitario se ha realizado previo pago. No se necesitaba que la empresa adquiriese notoriedad, o que sus servicios fueran mejores que los de la competencia, bastaba con que el anunciante pagara un precio acordado para que el soporte colocase su publicidad.

Con el paso del tiempo los grandes medios de comunicación tomaron conciencia de su capacidad para llegar a clientes potenciales y utilizaron esa penetración para ejercer como soportes publicitarios de masas. La televisión y la radio contaron desde el principio con espacios reservados a empresas con los que financiaban su programación.

Pero si hay un medio que haya prestado sus herramientas al sem ha sido la prensa escrita. La prensa reservaba espacio entre sus páginas para ubicar anuncios de distintos tamaños o colores según la cuota que pagara el anunciante. Así, una empresa dispuesta a pagar una de las cuotas más altas podía aparecer en lugares principales de la cabecera como la portada o contraportada o hacerse con un anuncio a toda página.

Esta idea se ha trasladado en la última década al posicionamiento en los buscadores. Los buscadores se han dado cuenta de que son la puerta de internet y por lo tanto tienen un gran poder de convocatoria. Entre sus búsquedas se han empezado a incluir búsquedas patrocinadas, es decir, anuncios de páginas que han pagado por posicionarse.

La ubicación de estos enlaces suele estar al principio de la página o bien en los márgenes y debe especificarse claramente que se trata de publicidad.

Pero no solo existe sem en buscadores. Las redes sociales han aprovechado también la idea y colocan páginas y hastags patrocinados en los lugares más destacados de sus webs.

En todos los casos el sem se tarifa en función de los clics conseguidos, así es fácil calcular el coste que va a suponer una campaña para la empresa.

Como hemos visto el sem no tiene que ver con los méritos conseguidos por una web, por lo que es un método totalmente contrario al seo y el posicionamiento natural en buscadores. Si tienes alguna sugerencia o duda puedes utilizar los comentarios del blog para escribirnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*